NATILLAS CASERAS DE ROSA

Buenos días, que tal lleváis el confinamiento…por aquí bastante bien, después de 15 días en casa y haciendo todas esas cosas que uno deja a medias por que el tiempo no da para más… hoy me toca subir receta como cada viernes.

La receta de hoy me la paso la madrina de mí hija, pues ella está receta la hizo para el día del padre, aunque estaba en casa, donde sino…y no tenía a los niños se marcó esté postre para ella y su marido.

Siempre os digo que los recuerdos que tenemos de niñez es lo que nos marcan en la cocina, pues ella recuerda con agrado está receta cuando era niña estudió en una escuela de monjas, y allí una vez a la semana les daban de postre natillas caseras y les encantaban, con el tiempo aprendió a hacerlas y cuando tuvo hijos se las hizo a ellos. Claro sus hijos ya han crecido pero como a su marido le encantan las hizo para el día del padre y se dieron un buen homenaje, hablando con ella me paso su receta y yo la voy a compartir con vosotros, ya que están Riquísimas .

Ingredientes : ( para 4 cuencos )

  • 1/2 litro de leche entera.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 6 huevos de gallinas felices ( solo usaremos las yemas) .
  • 1 cucharada de vainilla.
  • 4 galletas María ( y en su defecto las que tengáis por casa, yo campurrianas )
  • Canela .

Preparación :

Del 1/2 litro de leche separas una taza, reservar.

El resto de la leche se pone en una pota con el azúcar y la vainilla , la llevamos a fuego medio.

Separas las claras de las yemas.

En un bol con unas varillas bates las yemas y cuando estén bien batidas incorporas la leche que tenías reservada en la taza y mezclas bien.

Cuándo la leche que hay en la pota empiece a calentarse pero que no llegue a hervir, retiras 2 medios cucharones y lo  añades al bol de las yemas, lo mezclas muy bien y ahora está mezcla se la añades al resto de la leche , bien y esto es importante a fuego muy lento y con una cuchara de madera, se va dando vueltas hasta que la mezcla va espesando.

No puede hervir muy importante.

Cuando veamos que ha espesado se separa del fuego, se le da unas vueltas más con la cuchara de madera y repartimos las natillas en los cuencos.

Espolvorear un poco de canela y poner una galleta encima .

Dejamos enfriar los cuencos a temperatura ambiente, una vez completamente fríos se meten en la nevera.

Y listo a disfrutar.

 

 

Leave a Reply