PASTEL DE PATATAS Y BRÉCOL

Buenos días como echo de menos ir a trabajar… ver a mis clientas pero sobre todo a mis compañeras de trabajo, llevamos 35 días en casa confinados y aun no se sabe cuando vamos a volver…

Cuando llegaba a trabajar lo que más me gustaba era que quién me abriera la puerta siempre tenía una sonrisa para mí, era como si se alegrarán de verme aunque nos habíamos visto el día anterior…Daba igual quien te abriera la puerta todos se alegraban de verte… Yo creo que yo también lo hacía pero después de estar un mes confinado en casa empiezas a echar cosas de menos que antes ni te dabas cuenta que existían…

A media tarde solíamos merendar, teníamos una despensa, no penséis que todo era saludable… Cristina solía comer nueces, Rocío almendras o unas galletas, Ingrid lo que le sobraba de al mediodía y… ¡¡YO!!  Todo lo que me encontraba por la despensa, empezaba por patatas fritas, seguidamente me comía un trozo de chocolate y para finalizar un café…Claro lo que tenéis que entender es que después de trabajar toda la tarde teníamos hambre…

Pero había un día a la semana que estábamos como locas que llegara, el día que cocinaba la madre de Rocío  y Cristina , hacia comida para toda la familia y hasta sobraba para merendar, ese día estábamos deseando merendar, cogíamos un plato y poníamos las sobras de al mediodía y con dos tenedores compartíamos lo que había en el plato, ya fuera mucho o poco, pero ese momento de compartir la comida lo echo mucho de menos…

Una semana antes del confinamiento, llegue un día al trabajo y era como cualquier día  normal , lo único especial fue cuando a las 18:30 entre en el despacho y me encontré a mí compi preparándose un plato…¿ oye que es eso?… la verdad no tenía muy buena pinta después de recalentar lo en el microondas… me dice mi compi ¡¡ Lucí tienes que probar esto lo hizo la madre de Cris, ya se que no tiene buena pinta pero está Riquísimo …

Sin pensármelo cogí mi tenedor y me senté al lado de ella y lo probé… y allí las dos pensando en lo que llevaba… estaba exquisito, en ese instante llego Cris y nos dijo ¡¡ Qué merendando!! Ja ja ja … Cris nos explico lo que llevaba y nos dijo que ella también lo solía hacer en casa pero con coliflor, que era súper fácil de hacer y te hacías una comida rápidamente .

Bueno pues hoy voy a compartir la receta de la abuela María del Carmen, que nos gusto tanto, esta receta la hice para acompañar unos filetes en vez de poner patatas fritas, en mí casa les encantó y en base a está receta se me ocurrió otras…

 

 

 

 

Ingredientes:

  • 1 sobre de puré de patatas .
  • Jamón Serrano cortado en taquitos.
  • Sal .
  • Comino .
  • Brócoli Romanesco.
  • Queso rallado .

Preparación:

Lavamos el brócoli y lo cortamos en ramilletes, ponemos una pota al fuego y lo cocemos 15 minutos   Pasado el tiempo, lo escurrimos y le echamos agua fría para cortar la cocción , reservar .

Preparamos el puré de patatas, solo hay que seguir las instrucciones del fabricante, le echamos sal y comino al gusto.

Precalentar el horno a 180 grados.

En una fuente ponemos una capa de puré de patatas, encima el brócoli y la mitad de jamón serrano en taquitos, seguidamente ponemos encima otra capa de puré de patatas la alisamos con cuidado para que no se rompa el brócoli, repartimos por encima el queso rallado y el resto de taquitos de jamón , lo metemos en el horno y lo gratinamos hasta que el queso esté derretido y listo.

Tanto esta receta de acompañamiento de carne o de primer plato es sensacional.

Feliz semana a todos

 

 

Leave a Reply