LUBINA A LA SAL

¡¡Buenos días!!

Qué fácil es comer saludable…

Ayer me fui a la panadería a buscar pan  y con la nueva normalidad había cola para entrar, entre que solo hay una chica para atender las mesas de degustación y la cola para entrar me marché al supermercado.

Cuando vas al supermercado nunca vienes con una barra de pan y eso fue lo que me paso a mí, primero cogí la barra de pan y después me pase por la pescadería , y también había cola…pero después de ver las viandas no me importo esperar media hora a que me atendieran, aun encima vas escuchando lo que se llevan la gente que va delante tuya, yo solo iba a coger salmón pero los gallos estaban a buen precio, y las lubinas y los mejillones y claro todo a la saca.

Sólo me iba a gastar 1 euro en una barra de pan pero me lleve una compra de 39 euros… madre mía ya tenia pescado para toda la semana.

Ayer hice las lubinas a la sal , una receta fácil y saludable y además no te queda la casa con olor a pescado…

Cuando hagáis está receta tenéis que decirle al pescadero que os la prepare para hacerla a la sal.

 

Ingredientes :

  • 2 lubinas de 500 gr cada una más o menos.
  • 1 kilo  y 1/2 de sal gorda .
  • 2 claras de huevo .

Preparación :

Precalentar el horno a 180 grados.

Preparar una bandeja con papel sulfurizado, reservar.

Batir las dos claras, que queden espumosas pero no montadas.

En un bol grande poner toda la sal, encima añadirle las claras , y con las manos mojadas mezclar todo.

Cogemos la bandeja del horno , y ponemos una capa de sal, encima las lubinas y las tapamos con el resto de la sal , lo único que dejaremos sin cubrir será la cola de las lubinas como se ve en la foto.

Con un cuchillo marcamos donde están las lubinas , como si dibujáramos su cuerpo.

Horneamos 15 minutos , dejamos enfriar 5 minutos.

Sacamos  la bandeja del horno , se habrá formado una costra dura , con un cuchillo vamos rompiendo  la costra que teníamos marcada, debajo están  las lubinas, la piel del pescado se va separar de la carne y podréis ver los lomos del pescado, servir.

Yo lo acompañe con brécol cocido y aliñado con un poco de sal y un buen aceite de oliva.

Y listo a disfrutar.

 

Leave a Reply