LIMONES RELLENOS

Buenos días, que ganas tenía de sentarme aquí  con vosotros un rato, el verano no da llegado aquí en La Coruña…tenemos días de sol, niebla, días de lluvia que inundan la ciudad y parece que hay que salir en canoa…En unos días voy a empezar las vacaciones  y me da que no voy a pisar mucho la playa ya que el tiempo no lo permite, la verdad a mí no me gusta mucho la playa pero a mi hija le encanta y me da mucha pena porque ella se merece ir a la playa, como buena estudiante ha sacado muy buenas notas y el verano es para disfrutarlo…hace unos días me mando una foto describiendo me la palabra: verano ( V :vacaciones a tope, E: escapadas a cualquier sitio, R: relax, A: amigos , N: no hacer na, O: olvidarse de los estudios  ) . Sólo nos falta tener un poco de sol, yo en cambio estoy deseando empezar mis vacaciones ella pide playa y yo solo que no llueva me da igual si está nublado pero que no llueva, se pueden hacer muchas cosas sin ir a la playa además como todos los años en casa ya empieza a hacer calor y el horno solo lo puedo encender a primera hora del día osea a las 7 de la mañana, sino parece que he puesto la calefación, y en ese momento decido si hacer carne o postre normalmente hago carne o pescado y los postres fríos como el que os voy a enseñar hoy, es primera vez que lo hacia y me ha encantado

Ingredientes:

4 limones

4 cucharadas de leche condensada

1 chorrito de anís dulce

2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Cortar la parte superior de los limones ( reservamos la parte superior para poder taparlos)  para extraer la pulpa y la parte inferior para hacer una base, saca la pulpa con cuidado, cuélala  y resérvala. Separa las claras de las yemas, agrega la leche condensada a las yemas y móntalas con una batidora de varillas.

Pon las claras en un bol y móntalas con las batidora de varillas a punto de nieve, a medio montar añade el azúcar y sigue montando, vierte el zumo de limón que tenías reservado a las yemas, agrega las claras montadas y el chorrito de anís y mezcla con movimientos envolventes.

Introduce la masa en la manga pastelera y rellena los limones los tapamos con la parte superior y los metemos en el congelador hasta que se endurezcan.

Y listo… ya tenemos postre .

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*