TARTA MOUSSE DE DULCE DE LECHE

Sí ya es septiembre , empieza la normalidad, para algunos se nos terminaron las vacaciones …Pero hace unos días celebramos el cumpleaños de un amigo, y como no tenía muchas ganas de hacer una tarta…( ya que en mí casa es pecado encender el horno en verano, por que hace mucha calor) , pero tenía una congelada , si congelada solo tenía que terminarla…

Mirar hace unos días hice un brownie de dulce de leche… y me sobró entonces pensé ¿ y si hago una tarta con este brownie? pues sí eso fue lo que hice , lo puse en un molde como si se tratara de la base y luego hice una mousse de dulce de leche y la congele para ocasiones que uno no tiene ganas de hacer una tarta. Pronto llego la ocasión de sacarla del congelador, una celebración familiar… y yo no sabía como iba a quedar esa tarta ya que era un experimento…pero por si acaso la tarta no hubiese cuajado hice un flan napolitano, no , del flan aún no hay receta, pero claro que la voy a subir ….

Ingredientes para la base :

  • Restos de brownie de dulce de leche.

Ingredientes para la mousse de dulce de leche:

  • 2 huevos L ( separados claras de yemas )
  • 400 ml de nata para montar .
  • 3 hojas de gelatina.
  • 250 gr de dulce de leche.
  • 50 gr de leche entera.

Ingredientes para el baño brillante : 

  • 85 ml de nata .
  • 120 gr de azúcar.
  • 100 ml de agua.
  • 50 gr de cacao en polvo sin azúcar.
  • 5 hojas de gelatina neutra.

Para adornar la tarta :

  • Laminas de chocolate.

Preparación: 

Primero. en un molde redondo colocamos como base los restos de brownie de dulce de leche, aplastamos bien para cubrir la base, reservamos en la nevera.

Hidratamos 3 hojas de gelatina en un vaso de agua fría.

En un cazo ponemos las yemas con la leche calentamos a fuego bajo sin parar de remover para que no se cuajen las yemas echamos el dulce de leche, una vez este todo bien integrado separamos del fuego y añadimos las gelatinas bien escurridas, revolver con unas varillas ( con el calor residual se integrarán perfectamente) dejar enfriar a temperatura ambiente.

Mientras enfría montamos las claras a punto de nieve, reservar.

En un bol amplio, montamos la nata debe quedar semi-montada.

Ahora a la crema de dulce de leche que estará templada le añadimos las claras montadas en varias veces y con movimientos envolventes, cuando las claras estén bien integradas a la crema, poco a poco iremos añadiendo la nata , mezclar con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla.

Sacamos el molde de la nevera y volcamos  encima de la base de brownie está mezcla, la alisamos por encima con una cuchara.

Con cuidado envolvemos con film trasparente el molde y lo metemos en el congelador mínimo 4 horas, para poder echarle el baño brillante ( o podéis hacer como yo que la congele y la saque cuando me hizo falta).

Pasadas las 4 horas preparamos el baño brillante.

En un vaso de agua fría hidratamos las gelatinas.

Tamizamos el cacao en polvo, en un cazo ponemos a calentar, la nata , el agua y el azúcar, cuando de el primer hervor añadimos el cacao en polvo tamizado, sin parar de revolver para que no se forme ningún grumo, cuando vuelva a hervir separamos del fuego e incorporamos la gelatina bien escurrida revolvemos hasta que esté todo bien integrado y dejamos templar.

Sacamos la tarta del congelador, le quitamos el film transparente y el molde.

Para echar el baño de chocolate colocamos un plato hondo y una taza grande, encima de la taza ponemos la tarta y echamos de una sola vez  el baño brillante por encima de la tarta para que quede perfecto, dejar que se solidifique a temperatura ambiente.

La metemos en la nevera y así se irá descongelando, hasta la hora de la degustación. Y listo

 

Leave a Reply